02 Casa del Sol ©Milena Villalba 2020

Casa del sol

Obras

Estado previo

Rehabilitación de una casa entre medianeras

Rehabilitamos esta casa tradicional de pueblo de principio del siglo XX conservando su carácter tradicional mediterráneo y adaptándolas a las necesidades de una familia actual. Una intervención en la que se conserva la composición, la volumetría y la estructura original de la casa poniendo en valor lo existente y la materialidad.

Se trata de una reforma integral respetuosa con la casa donde se mezcla arte, diseño y artesanía, y en la que siempre se apuesta por crear ambientes con luz natural. Los primeros bocetos e infografías realizados ya plasman estas intenciones.

En términos de sostenibilidad, se realiza una rehabilitación integral mejorando la envolvente con aislamiento acústico y térmico para conseguir un gran confort y ahorro energético. Con la reforma se buscaba una zona de día amplia y luminosa, al eliminar la tabiquería y el falso techo, se ha ganado un espacio diáfano con mayor altura y mucha más luz natural.

Una casa con carácter mediterráneo

El estado previo era una casa fragmentada, donde se ocultaba parte de la materialidad original de la casa, el techo ocultaba la altura original de la vivienda y las paredes ocultaban el muro de ladrillo.

Rescatamos gran parte de los elementos preexistentes: la fachada se simplifica y se buscan los elementos originales, se recupera la materialidad, el muro de mampostería interior de ladrillo, el entrevigado de madera y por último los muros medianeros de mampostería del patio.

En la planta baja, los espacios de: salón, cocina, comedor y patio están conectados. En la planta superior se mantiene la inclinación del techo para ganar así mayor sensación de amplitud, esta planta está compartimentada con la habitación principal con baño privado, un baño y otra habitación flexible que podrá convertirse en dos en un futuro según las necesidades.

Eje visual

El eje de la propuesta para la nueva distribución se basa en ampliar al máximo la espacialidad y luminosidad de la vivienda. Por una parte, se aprovecha la gran altura disponible hasta la cubierta generando un espacio en doble altura en el salón y, por otra, se consigue la visual continua desde ambos extremos de la casa, y liberando la vista hacia el patio dotando a la vivienda de mayor amplitud y desdibujando el límite entre el interior y el exterior.

Materialidad

Uno de los criterios de partida fue conservar los materiales existentes en el espacio original y mantener el espíritu de la arquitectura tradicional de la zona con la elección de los nuevos materiales. Los claros protagonistas son el ladrillo original que envuelve el espacio y que destaca gracias a la iluminación indirecta incorporada y el entrevigado de madera. Los nuevos materiales elegidos armonizan con los materiales originales.

Patio

El antiguo patio interior era un espacio angosto, oscuro y residual rodeado de diferentes construcciones, éstos se derriban para mejorar la iluminación de la vivienda y ganar un espacio exterior de disfrute en planta baja.

El patio interior ahora es el corazón de la casa, el punto por donde la vivienda se expande. Se trata de un espacio exterior conectado con la cocina que permite su uso como comedor exterior durante gran parte del año. Se consigue un pequeño porche que permite a la vivienda ganar en espacialidad y flexibilidad de uso.

El suelo, se reviste de la misma baldosa de cerámica usada en el interior de la vivienda para potenciar así la continuidad con el resto de la vivienda.

Las paredes blancas reflejan la luz aumentando la luminosidad del espacio interior de la casa y las zonas de ladrillo visto aportan la calidez y el carácter tradicional a este espacio.

Doble altura

Mediante el derribo de una parte del forjado, se crea un espacio a doble altura que aporta altura e iluminación natural cenital. Los elementos estructurales son ligeros en este espacio y quedan a la vista las originales vigas de madera.

En este espacio es donde se sitúa la nueva escalera como núcleo central de la vivienda. Esta zona se define para que sea un volumen integrado en el lenguaje de la actuación, por lo que se diseña con un panelado de madera que oculta un aseo y una zona de almacenamiento. Para la protección de la escalera se diseña una barandilla sencilla de hierro de color negro.

Cocina

Una cocina completamente abierta al patio con un diseño de formas puras donde predomina el negro, aportando elegancia a este espacio.

La combinación del negro y la luz càlida generan un ambiente recogido, acogedor y sofisticado.

Fachada. El valor de lo existente

Una casa con fachada a dos calles que permite la doble conexión y apertura a pie de calle. Las ventajas de la doble fachada aportadas serían la posibilidad de ventilación cruzada y la doble entrada peatonal.

Los muros exteriores de las fachadas se rehabilitan para mostrar la materialidad. Esta materialidad original se descubre parcialmente y se trata el muro tradicional de ladrillo como un elemento compositivo.

Tras la intervención, el contraste entre lo antiguo y lo moderno es evidente, con predominio de la sencillez de la arquitectura tradicional de la zona y poniendo en valor lo existente

Resumen del proyecto

Localización:

Guadassuar

Área:

135,72 m2

Año:

2020

Fotografía final:

Milena Villalba

Fotografía proceso:

PAM Arquitectura

Proveedores

ILUMINACIÓN – mecanismos eléctricos:
JUNG
REVESTIMIENTOS Y SANITARIOS:
PROGETTI
COCINA:
SANTOS / Santos alzira Kookers
CARPINTERÍA ALUMINIO EXTERIOR:
TECHNAL / SM aluminios